sábado, 23 de octubre de 2010

A Guinness, please & Antonio's pupurrí.

Que nadie se mueva, esto es un atraco.
Este ha sido nuestro penúltimo sábado en Irlanda (¡¡horror, qué poco queda!!) y por tanto nos hemos ocupado de reactivar la economía del país, inyectando capital líquido en las arcas de los comercios dublineses. Ya fuera porque unos tenían varios hermanos, o porque a falta de hermanos, afloraban tíos, primos y allegados, cada cual se vio prácticamente en la obligación de agenciarse un par de bolsas con recuerdos y detalles de Irlanda.

Pero antes de ocupar el City Centre, hicimos una visita cultural a la fábrica de Guinness. Como no podía ser de otra manera, ahí pudimos conocer la historia de esta cerveza de fama mundial y saber algo más del halo mítico que la rodea. Si bien la fábrica conserva la estructura de ladrillo y hierro que ha tenido siempre, toda la zona de visita está perfectamente adaptada a tan tosco cascarón, logrando una manera de exponer muy moderna y con muy buen gusto. Como visitante -que no como consumidor de Guinness-, debo decir que lo tienen muy bien montado. Nuestros chiquillos, ajenos al porqué del sabor tostado, de la cremosidad del líquido, o de la precipitación de los ingredientes, prefirieron optar por otras vías del conocimiento, sobre todo la del tacto: sumergir las manos en el agua en busca de monedas, enterrar los brazos en las semillas de cebada, y un largo etcétera. 
video

La visita -que por cierto no era guiada, sin cada cual a su aire-, culmina con una "invitación" (va con el precio de la entrada) a una cerveza o un refresco en la última planta, que es un mirador de 360º con vistas preciosas sobre Dublín. Los niños, lógicamente, sólo podían tomar refresco, mientras que los adultos tenían acceso a una buena pinta de Guinness. Cuál fue mi desilusión cuando me dicen que los profesores no podemos tomar la cerveza, ya que existe el riesgo de que le demos "buches" a los alumnos para que la prueben. Claro, suponemos que ese peligro no existe de padres a hijos... 
video

Ahora vamos a ver qué nos cuenta Antonio en su última intervención en el blog. Advierto a los lectores que no se sorprendan por la capacidad de cambiar de tema de Antonio en una sola línea: no se debe al desorden, sino a la ansiedad por querer contar tantas cosas en un espacio razonablemente digerible por el consumidor medio. ¡Ahí va!

Antonio's pupurrí.
El moreno lo recuperaremos en breve. 
English version.

Hi i’m Antonio and this is my last time speaking about Ireland. I know that I write often like a diary but today i´m not. I’m fine here at home. Sinead is normaly working in the house, Joshua is playing FIFA 07, Christian is speaking with me, Joseph is playing with me, and Connor comes home at eight o’clock in the evening. 
I’m usually playing with them and speaking a lot. Last week D. David gave us maths homework from Spain. I was busy with my homework and my Englisch words, so I had four hundred twenty three words to study and the maths homework. The most interesting thing of the school is that all the things that I’m learning at school, I had already learnt them in the forth course in Spain. Here the teachers buy the notebooks for me and people are very nice. 
The perfect days of the week are the Saturdays because I’m with my friends of Garoé. On the ninth of October we went to one stadium to see Leinster vs Racing Metro 98. It was exiting but Pancho wasn’t there because he was with his parents. The house is very big and beautiful. The last day I was walking home and then three dogs of the neighborhood tried to bite me. When I finished the training of soccer I went home and the three dogs tried to bite, but they just bit my trousers (playing, I guess). On Friday we went to the cinema because it was our last week of class. And this is all. Thank you and bye!

Al menos pudo aguantar para la foto. 
Spanish version
Hola soy Antonio y esta es mi última vez que hablo de Irlanda.
 Sé que escribo a menudo como un diario, pero hoy no lo haré. 
Estoy bien aquí en casa. Sinead normalmente trabaja en la casa, Joshua está jugando FIFA 07, Christian está hablando conmigo, Joseph está jugando conmigo y Connor  viene a casa a las ocho de la noche. A menudo estoy jugando con ellos y hablando mucho. La semana pasada, David nos dio  a todos nosotros la tarea de matemáticas de España. La última semana estuve ocupado con  mis tareas y mis palabras  de ingles así que tuve cuatrocientos veintitrés palabras para estudiar en inglés y la tarea de matemáticas. Lo más interesante del colegio es que todas las cosas que estoy aprendiendo en el colegio ya las  aprendí  en cuarto en España. Aquí los profesores me compran a mí las libretas y la gente es muy agradable. 
Los mejores  días de la semana son los sábados porque estoy con mis amigos del Garoé. El nueve de octubre fuimos a un estadio para ver Leinster vs Racing Metro 98. Se sale, pero Pancho no estaba allí porque estaba con sus padres. La casa es muy grande y bonita. El último día que estaba caminando a casa  los tres perros del vecino trataron de morderme. Cuando terminé el entrenamiento del fútbol me fui a casa y los tres perros intentaron morderme y mordieron  mis pantalones. El viernes queremos ir al cine, ya que nuestra última semana de clase. Y en fin esto es todo gracias por leer y adiós.



No hay comentarios:

Publicar un comentario