domingo, 31 de octubre de 2010

Bikes at Phoenix Park & Ale y Antonio's questionnaires. Video included.

Si el suelo fuera de tierra no le hubiera dejado...

Nuestro último plan de sábado ha salido redondo: bicicletas por Phoenix Park, el mayor parque urbano de Europa. Aunque la previsión del tiempo iba contra nuestros intereses, el día se antojó soleado con nubes dispersas. Al principio no todos querían lo mismo, algunos preferían ir a jugar al golf. Oídos los pareceres, continuamos con el plan inicial, pues las decisiones democráticas las dejamos para otros momentos. Por cierto, esta vez no estábamos todos, ya que Antonio estaba con sus padres por Dublín, Enrique Díez dando reposo a su lesión de ciclista, y Pancho fue con su Irish family al partido de rugby de Leinster vs Edinburgh.

La idea de nuestro día de excursión era alquilar las bicis en la entrada del parque y recorrerlo tranquilamente. Por supuesto que también llevábamos un balón de fútbol con nosotros  (nunca se sabe qué puede pasar). Cuando montamos en las bicis, muchos sintieron en sus nalgas el recuerdo de la jornada en Aran Island: tanto tiempo sin haber montado en bici pasa factura. Luego acabamos todos bastante contentos de cómo nos había ido la tarde. Valió la pena el paseo sobre dos ruedas por un parque tan bonito. Donde más nos entretuvimos fue en una gran explanada de hierba con un gran rebaño de gamos. Hubo que hacer alguna aclaración sobre la especie concreta de los animales que veíamos, pues llamamos ciervo a cualquier cabra con cuernos ramificados, y éstos eran claramente gamos. 

Si fueran gacelas parecería el Serengheti en la estación lluviosa.
Pudimos acercarnos mucho a ellos, hacerles fotos, ver cómo se llamaban, cómo se peleaban, etc. Nos gustó mucho estar tan unidos al rebaño. A unos más que a otros y de manera distinta: aquellos con el sentido depredador más desarrollado casi nos movía a buscar abrigo en hierbas altas, para iniciar maniobras de aproximación a la presa sin ser vistos. Los que, por el contrario, su instinto venatorio anda dormido por las comodidades de la vida civilizada, en favor de otras capacidades -ya sean contemplativas o de mera diversión-, se hinchaban a hacer fotos o intentaban espantarlos para ver cómo corrían.

Nuestro paseo por el parque también tuvo su momento de emoción en el momento de comer. Habíamos llegado a una cruz elevada sobre una pequeña colina, donde por cierto el Papa Juan Pablo II celebró una Misa multitudinaria en una visita suya a Irlanda. El caso es que un par de niñas de unos 11 años se dedicaron a molestarnos (como diría Pancho, "por la cara"), cogiendo nuestras bicis, cogiendo el balón de fútbol (nuestro más preciado tesoro), vacilando, etc. Una de ellas intentó agredir a uno de los nuestros con un palo, y el rifi-rafe absurdo acabó con una discusión acalorada con el progenitor (o tutor legal, no hemos investigado). No vamos a abundar mucho más en este foro, pues procuramos contar lo mejor de cada día y no los episodios más amargos. En este caso, hay que decir que todo terminó bien para nosotros, pues los hooligans acabaron marchándose -echando sapos y culebras por la boca- sin que el desencuentro fuera a más. Gracias a estos momentos de intercambio de impresiones, hemos podido desarrollar una capacidad de discusión en inglés que puede ser muy valiosa para la vida. 

En fin, en las fotos podrán ver lo bonito que fue nuestro paseo, con estampas que recordaban a Verano Azul. Javi Jorcano buscaba saltos seguros a lo largo del recorrido; Pepe subía las piernas al cuadro de la bici cada vez que podía dejarse caer por las pendientes; Juanma combinaba conducción con tomar fotos; Manu y Ale mantenían un ritmo tranquilo, civilizado y contemplativo; Quino practicaba subir bordillos con un ángulo mínimo; Jesús buscaba velocidades capaces ondear su cabellera al viento; Raúl buscaba caminos alternativos con su dominio de la bicicleta made in Valsequillo; Adrián disfrutaba de un lado para otro y cerrando el paso de los que iban por detrás (él decía que era sin querer, pero todos conocemos sus tácticas de "zorro-cloco") y Enrique de la Barrera me ayudaba a pastorear al personal. 
Así transcurrió nuestro último sábado en Irlanda. ¡Esto se acaba! From Ireland we still write… snif.
video

Gracias a su pelaje mimético pudo aproximarse a la presa.
Irlanda en 3'. By Alejandro.

  1. ¿Qué es lo primero que vas a hacer nada más llegar a Las Palmas? Comerme un bocadillo de tortilla de papas con jamón serrano y aceite de oliva.
  2. ¿A quién recomendarías Un Trimestre en Irlanda? A mis amigos.
  3. Lo que más te gusta de Irlanda es… lo verde que es.
  4. Lo que menos te gusta es… que llueve mucho.
  5. Algo que te haya llamado mucho la atención es… lo verde que es.
  6. Si fueras empresario, ¿qué negocio montarías en Irlanda? Pan con mantequilla ya incluida, porque siempre le ponen mantequilla.
  7. ¿Qué comida echas de menos? Jamón serrano y aceite de oliva.
  8. ¿Qué prefieres: lluvia y verde o calor y secarral? Calor y secarral.
  9. Lo que no te puedes olvidar de traer a Irlanda es… Un chubasquero.
  10. ¿Qué te parece ir en corbata al colegio? Demasiado elegante para que después no se duchen.
  11. De los 23 kg de la maleta, te ha sobrado… Nada.
  12. ¿Sabes qué es el brécol (o brócoli)? Sí.
  13. ¿En Irlanda se engorda o se adelgaza? Se engorda.
  14. ¿Qué te traerías de Irlanda? Una sudadera.
  15. ¿Qué le “robarías” a Dublín para ponérselo a Las Palmas? Los campos de fútbol.
  16. ¿Piso de arriba o piso de abajo en el “bus”? Arriba.
  17. ¿Cuántas guaguas has perdido o han “pasado” de ti? Tres.
  18. ¿Qué “copiarías” de tu colegio irlandés para Garoé? La cafetería.
  19. Dime tres nombres típicamente irlandeses. Tom, Harry, Conor.
  20. ¿En qué nos parecemos los irlandeses y los canarios? En que tenemos dos ojos.
  21. ¿En qué nos diferenciamos? En el aseo.
  22. Lo que más te gusta de tus compañeros irlandeses es… que son amables.
  23. Tu comida preferida irlandesa. El chocolate.
  24.  ¿Qué vas a echar de menos de Irlanda? Mi cama gigante.
  25. Un Trimestre en Irlanda en UNA palabra: Diferente.



Tándem en Aran Island, toda una experiencia.
Irlanda en 3'. By Antonio

  1. ¿Qué es lo primero que vas a hacer nada más llegar a Las Palmas? Estar con mi familia.
  2. ¿A quién recomendarías Un Trimestre en Irlanda? A mi hermano.
  3. Lo que más te gusta de Irlanda es… la gente.
  4. Lo que menos te gusta es… que no se bañan todos los días.
  5. Algo que te haya llamado mucho la atención es… que hacen ferias gratuitas.
  6. Si fueras empresario, ¿qué negocio montarías en Irlanda? Mc Donalds y una tienda de gofio.
  7. ¿Qué comida echas de menos? La paella, el jamón serrano y pan con aceite de oliva.
  8. ¿Qué prefieres: lluvia y verde o calor y secarral? Lluvia y verde.
  9. Lo que no te puedes olvidar de traer a Irlanda es… La maleta y regalos.
  10. ¿Qué te parece ir en corbata al colegio? Muy diferente.
  11. De los 23 kg de la maleta, te ha sobrado… Nada.
  12. ¿Sabes qué es el brécol (o brócoli)? Sí.
  13. ¿En Irlanda se engorda o se adelgaza? Se engorda.
  14. ¿Qué te traerías de Irlanda?
  15. ¿Qué le “robarías” a Dublín para ponérselo a Las Palmas? Lo verde.
  16. ¿Piso de arriba o piso de abajo en el “bus”? Ninguno
  17. ¿Cuántas guaguas has perdido o han “pasado” de ti? Ninguna.
  18. ¿Qué “copiarías” de tu colegio irlandés para Garoé? Que la profesora te presta el balón para el recreo.
  19. Dime tres nombres típicamente irlandeses. Jason, James y Clowy.
  20. ¿En qué nos parecemos los irlandeses y los canarios? Que vivimos en una isla.
  21. ¿En qué nos diferenciamos? En que no se bañan todos los días y tienen diferente almuerzo.
  22. Lo que más te gusta de tus compañeros irlandeses es… que son amables.
  23. Tu comida preferida irlandesa. Una especie de típica comida irlandesa.
  24.  ¿Qué vas a echar de menos de Irlanda? Las ganas de volver.
  25. Un Trimestre en Irlanda en UNA palabra: Extraordinario.




No hay comentarios:

Publicar un comentario